¿CÓMO TRATAR LAS AFTAS Y ULCERAS EN BOCA?


    Las irritaciones y las lesiones bucales, son protuberancias, manchas o llagas que se presentan en la boca, los labios o la lengua. Dentro de esta variedad de lesiones en boca, encontramos las aftas, el herpes labial, la leucoplasia, eritroplasias y las candidiasis oral (hongos). Este tipo de lesiones afecta a la mayoría de personas en algún momento (cerca de un tercio de la población). Estas lesiones, son dolorosas, anti estéticas, y pueden interferir con la alimentación y el habla. Sin embargo estas no persisten por mas de 1 semana en la cavidad bucal. Cualquier llaga en boca que persista durante una semana o más debe ser examinada por un dentista. Quizá recomiende una biopsia (extracción de tejido para análisis) que usualmente permite determinar la causa y descartar enfermedades como el SIDA O Cáncer.
    ¿Cómo detectar la presencia de una lesión bucal?
    Aftas o Úlceras: Son pequeñas protuberancias blancas o llagas rodeadas por una zona o halo eritematoso o enrojecido. Estas no son contagiosas, y se confunden con una lesión tipo Herpes labial  a menudo. Diferenciandose, ya que el herpes son lesiones que aparecen fuera de la boca, mientras que las aftas, lo hacen dentro de la cavidad bucal. Las aftas pueden ser únicas o múltiples, y su etiología se asocia a problemas en el sistema inmunológico, bacterias o virus. Además de factores como el estrés, los traumas, las alergias, el tabaco, la deficiencia de hierro u otras vitaminas y la herencia (personas propensas a padecer aftas).   



                                



    El herpes labial: Llamado ampollas de fiebre o herpes simplex, es un grupo de ampollas que aparece alrededor de los labios y a veces debajo de la nariz o en el mentón. El herpes labial, por lo general, es causado por un tipo de virus herpes y es muy contagioso. La primera infección suele ocurrir en niños, a veces sin síntomas, y puede confundirse con un resfrío o una gripe. Una vez que la persona se ha infectado, el virus permanece en el cuerpo, provocando ataques recurrentes ocasionalmente. En algunas personas, sin embargo, el virus permanece inactivo.


                                   



    La leucoplasia: Tiene el aspecto de una placa blanquecina y espesa en el interior de la mejilla, las encías o la lengua. Se la suele relacionar con el hábito de fumar y mascar tabaco, si bien otras causas pueden ser las prótesis dentales mal ajustadas, los dientes rotos y el morderse la propia mejilla. Puesto que un 5% de los casos de leucoplasia se convierte en cáncer, el dentista realizará una biopsia. La leucoplasia suele curarse al dejar el tabaco. 

                                                       



    La candidiasis: Es una infección micótica causada por el Cándida Albicans (un hongo). Se le reconoce por las placas de color amarillento cremoso o rojizo que aparecen en las superficies húmedas de la boca. Los tejidos que se encuentran debajo de la placa pueden doler. La infección micótica bucal ocurre con mayor frecuencia en aquellos que utilizan prótesis dentales, los recién nacidos, las personas debilitadas por una enfermedad y las personas cuyo sistema inmunológico no funciona correctamente. Aquellos que padecen boca seca, que están tomando o que acaban de finalizar un tratamiento con antibióticos, también son suceptibles a tener la infección. 

    ¿Cómo tratar las lesiones bucales?
    • Aftaslas aftas se curan por si solas después de 7 a 10 días, aunque presenta brotes recurrentes. Los ungüentos tópicos que venden en las farmacias y los analgésicos proporcionaran un alivio temporal. El uso de enjuagues bucales antimicrobianos ayuda a reducir la irritación. Un remedio natural que se recomienda es la aplicación de miel con la ayuda de un papel absorbente en la zona de la afta por el mayor tiempo posible. Este remedio casero es eficaz debido a las propiedades microbianas que tiene la miel (preferible usar miel azucarada que usar una líquida). Otro remedio casero son los enjuagues con agua y sal, aunque son muy irritantes. Luego podemos utilizar también un tallo de Áloe vera cortado longitudinalmente, y apoyarlo en la úlcera directamente por unos minutos. Otra forma de tratamiento es con la levadura de cerveza, la cual mezclamos en las siguientes proporciones: 1 cucharada de levadura de cerveza (15 gr) y 1 poco de agua (agua tibia), aplicándolo en forma de pasta sobre la úlcera previo secado. Otro remedio casero es a base de las semillas de toronja, preparadas a modo de infusión, Finalmente una forma de combatir esto es con la ayuda de enjuagues con bicarbonato de sodio varias veces al día.  




    MAS SOBRE TRATAMIENTO DE LAS AFTAS O ÚLCERAS... 


    You Might Also Like

    0 comentarios

    Flickr Images